De cómo el machine learning revolucionará la forma de fabricar

Pensemos por un momento en el alto volumen de datos que generamos las empresas. Datos de clientes, proveedores, productividad, recursos humanos… Información que, en muchas ocasiones, no está integrada en todos los departamentos del negocio por lo que no se tiene visión de conjunto o, lo que es peor, no está ni siquiera digitalizada. Ambas debilidades ralentizan la toma de decisiones y/o pueden dar lugar a decisiones erróneas. Y en este nuevo ecosistema digital, los datos son la materia prima de la Industria 4.0.

Cinco razones para aplicar el “machine learning” en la fabricación

El sector industrial español afronta un enorme desafío para ganar en competitividad en plena transformación digital y en un mercado en el que los nuevos hábitos de consumo nos empujan a una nueva forma de fabricar. El cliente de la era digital quiere SU pedido (en mayúsculas porque no quiere el estándar, sino uno personalizado) y lo quiere en un tiempo récord, lo que exige ser más ágiles y rápidos.

MES, el corazón de la planta

Del mismo modo que el corazón bombea sangre de manera distinta, en función de las exigencias del organismo, el MES facilita al responsable de fabricación la posibilidad de adaptarse al ritmo y características de su empresa, sus clientes y sus plantas productivas.

Planeando la mejor oferta disponible...

¿Es este un proceso suficientemente ágil, rápido, flexible, y en qué medida conviene estandarizarlo, o bien se debe hacer a medida?

Gemelos Digitales, o cuando al primer modelo lo llamábamos prototipo

El prototipar se va a acabar. Sí, ya sé que es una frase manida, pero esa es la realidad a la que nos enfrentamos gracias a las nuevas posibilidades que nos ofrece la Industria 4.0. Hoy, existen soluciones de software capaces de diseñar virtualmente un producto o proceso que queremos testar, reduciendo de forma sustancial horas de trabajo e inversión.