Un MES Avanzado para la fábrica digital

Acompañar a nuestros clientes a lo largo de su camino de transformación digital implica ofrecer valor añadido de forma constante. Solo a través de productos y servicios innovadores adaptados a las necesidades de cada cliente se puede alcanzar el nivel de competitividad exigido a una fábrica inteligente.

Innovando en la fabricación de piezas de tubos y tubería

Transportar agua, proteger cables, canalizar energía... Los hay redondos, cuadrados, rectangulares o perfiles abiertos. Están por todas partes, desde electrodomésticos, hasta toldos, pasando por marquesinas, remolques o maquinaria de todo tipo para el sector industrial. También se fabrican en diversos materiales, pero el que nos ocupa es el metálico. De un tiempo a esta parte, la industria de la fabricación de tubos está cobrando mayor protagonismo en las plantas, dejando de ser una actividad complementaria y limitada, para convertirse en una producción con gran volumen y que incorpora estructuras y ensamblados complejos gracias a las mejoras introducidas en las máquinas de corte y en las dobladoras.

Cuando la automatización abre la puerta a la fabricación avanzada

Han hecho falta más de dos siglos desde que tuviera lugar la Primera Revolución Industrial para llegar a la Cuarta y poder hablar con propiedad de fabricación avanzada. Sí, esa que permite generar y aplicar conocimiento, experiencia y tecnología de última generación e innovaciones que ejercen como facilitadores en la creación de productos, procesos de producción o en servicios de alto valor añadido. Realmente no estamos descubriendo nada nuevo ahora, solo dándole una vuelta más de tuerca, dado que lo que se persigue, en última instancia, es incrementar la productividad de la empresa y, por ende, la competitividad en su mercado.