Tecnología e Industria 4.0: responder al reto con el partner adecuado

La Industria 4.0 ha llenado numerosas páginas en los últimos tiempos, convirtiéndose en un vocablo habitual para las empresas de cualquier sector. De hecho, el potencial que supone para la mejora de la productividad es inmenso. Pero hay que recordar que ese concepto encierra decenas de tecnologías muy distintas, cada una con implicaciones y con resultados diferentes. Por eso, el reto para las empresas industriales es conocer en detalle sus capacidades y trazar un plan para transformar los procesos productivos paso a paso.

De cómo el machine learning revolucionará la forma de fabricar

Pensemos por un momento en el alto volumen de datos que generamos las empresas. Datos de clientes, proveedores, productividad, recursos humanos… Información que, en muchas ocasiones, no está integrada en todos los departamentos del negocio por lo que no se tiene visión de conjunto o, lo que es peor, no está ni siquiera digitalizada. Ambas debilidades ralentizan la toma de decisiones y/o pueden dar lugar a decisiones erróneas. Y en este nuevo ecosistema digital, los datos son la materia prima de la Industria 4.0.

Planeando la mejor oferta disponible...

¿Es este un proceso suficientemente ágil, rápido, flexible, y en qué medida conviene estandarizarlo, o bien se debe hacer a medida?