Tecnología e Industria 4.0: responder al reto con el partner adecuado

La Industria 4.0 ha llenado numerosas páginas en los últimos tiempos, convirtiéndose en un vocablo habitual para las empresas de cualquier sector. De hecho, el potencial que supone para la mejora de la productividad es inmenso. Pero hay que recordar que ese concepto encierra decenas de tecnologías muy distintas, cada una con implicaciones y con resultados diferentes. Por eso, el reto para las empresas industriales es conocer en detalle sus capacidades y trazar un plan para transformar los procesos productivos paso a paso.

Digital Factory: la digitalización de las cadenas de suministro

En la era de la Industria 4.0, las nuevas estrategias integrales de fabricación adoptadas gracias a la implementación de soluciones en la nube de inteligencia artificial y aprendizaje automático; en la planta, de sensorización de máquinas y procesos y del Internet of Things (IoT); y en productos, de modelado 3D y sistemas de simulación (Digital Twins, Realidad Aumentada y Virtual) permiten una gestión total del ciclo de vida del producto en la cadena de suministro digital.

La importancia de una apropiada orquestación de la planta para ser más competitivos

En un entorno en el que cada vez todo está más interconectado y los procesos se retroalimentan de ese intercambio de datos, la orquestación de los sistemas se hace indispensable en una fábrica. Hablamos de la necesidad de organizar, ordenar y coordinar la producción dentro de una empresa, una distribución equilibrada de tareas en la que todos deben participar y sumar: personas, máquinas y software.